Método Konmari

Método Konmari después de un año. Segunda parte.

 

Ya sabéis que el año pasado leí el libro de Marie Kondo, La magia del orden, y pasé en práctica el método konmari para organizar nuestra casa. Tenéis aquí la primera parte en la que os cuento otras cosas de este método después de un año aplicándolo.

Empecé a mostraros todo el proceso en mi canal de youtube y me divertí (y frustré) mucho poniéndolo en práctica. Ahora, después de un año nos preguntamos cómo fue, cómo estamos haciendo ahora, y si nuestra casa está todavía limpia.
Entonces, ¿ha funcionado el método konmari?
Bueno, la respuesta corta sería que sí ha funcionado, es cierto que muchas veces seguimos teniendo cierto desorden, y que esté punto seguiría siendo la cocina. El resto de la casa en general se mantiene muy bien, tardo mucho menos en orden y por tanto mucho menos en limpiar. La cocina ha sido la parte más difícil ya que muchos de los utensilios son difíciles de almacenar u ocupan demasiado por lo que hacen que todo se vea algo más ordenado, pero en general cuando aplicamos el método conseguimos tener muy poco desorden.

Cuando vivimos en Bélgica teníamos una habitación de invitados, que también era un poco difícil de mantener ordenada a la vista, ya que aprovechamos para tener ahí los abrigos y mis materiales de manualidades, pero al final con la limpieza de ropa conseguí meter los abrigos en el armario, quitando un trasto más y vendí mis materiales de manualidades, ya que los tenía sin usar porque por falta de tiempo ya los había dejado abandonados; por lo que al final conseguimos tener bien esa habitación.

Hay algunas cosas clave que hemos aplicado de manera diferente, así que os explico un poco, ya que esto también nos ha llevado poco a poco a ser más minimalistas.

No compramos cosas que no necesitamos. (Por lo general.) He notado que desde que pasamos por el proceso de tirar/Vender/donar nuestra cosas, ambos somos mucho más conscientes de lo que estamos trayendo a nuestra casa, con respecto a si es necesidad o capricho. Yo solía ser una persona que se dejaba llevar y en cuanto algo me gustaba lo compraba sin pensar, fuese ropa o decoración. Pero ahora, soy mucho más reflexiva y más crítica a la hora de decidir si llevo a casa algo que puede que solo sea un impulso de comprar compulsivamente, es cierto que es una tarea difícil y necesitas de un poco de fuerza de voluntad, pero os aseguro que se consigue y hasta hoy, sólo he comprado un par de cosas por capricho, pero sabiendo que nos acompañarían por un gran tiempo en nuestras vidas.

El método konmari también nos ha ayudado a tener el armario más limpio y mejor organizado, es verdad que con todo lo que regalamos o donamos ya se veía más organizado y con mucho más espacio, la ropa podía respirar ya que antes estaba todo amontonado, pero ahora que hemos puesto en practica la forma de doblar la ropa que Marie kondo nos propone en su libro, es más fácil ver todo más ordenado y podemos encontrar a simple vista lo que necesitamos usar en cualquier momento sin desordenar el resto de cosas.

 

Su método nos permite almacenar mucha más ropa en el misma cajón y gracias a esto y a la purga de ropa que hicimos pudimos vender algunos muebles, así ganamos espacio en casa, dinero y menos cosas que limpiar, ha sido un gran acierto.

En definitivamente, es un método que aunque a veces seguimos aplicando, ya sabéis que hemos tenido varias mudanzas, os lo recomendaría a todos, seguro que os cambia la vida.

 

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario