Método Konmari

La Magia del Orden Método Konmari. Organización de la ropa

Seguimos con la organización de la ropa con el método konmari del libro La Magia del Orden, sin duda puede que este primer punto sea uno de los que más tiempo nos lleve, más que por apego por el volumen del armario que muchas veces solemos tener o porque además de nuestra propia ropa estemos haciendo también la parte de nuestra pareja o incluso de nuestros hijos.

Marie Kondo nos recomienda que esta actividad de deshacernos de cosas que ya no nos aportan felicidad la hagamos en soledad ya que si la otra persona no entiende bien qué estamos haciendo seguramente nos hagan preguntas que puedan llevar a que la labor se haga más pesada o incluso acabemos con remordimientos, como podría ser que nos cuestionen si “esa prenda” la vamos a tirar/donar estando nueva o habiéndonos costado bastante dinero.

Si por el contrario las otras personas que viven con vosotros en casa están también en esta bonita labor de sacar de nuestras vidas las cosas que no nos traen felicidad entonces puede ser algo positivo y que sin duda nos hará la tarea más sencilla.

Yo decidí dividir la tarea en partes dentro de la categoría de ropa, como os comentaba en el primer post.

Primero me encargué de todo mi ropa, luego de los zapatos y complementos, sábanas y toallas y luego en este caso, mi marido hizo su parte separando toda su ropa y su calzado.

Así se nos hizo mucho más dinámico y no acabamos tan agotados.

Sin duda con el método konmari vais a ver la realidad de vuestros armarios y ese “click” del que os hablaba anteriormente os va a abrir los ojos para darnos cuenta de que muchas veces compramos sin pensar y vamos acumulando y acumulando sin darnos cuenta la cantidad de cosas que acabamos guardando en casa.

 

En mi caso nunca he sido una persona muy acumuladora y aún así sacando todo del armario y juntando toda la ropa en una misma habitación como te dice el libro de La Magia del Orden con su método Konmari te das cuenta que sigues teniendo más de lo que te puedes poner en un año y la mayoría de cosas o no sabías ni que las tenías o simplemente las guardabas “por si acaso” sabiendo que ese momento jamás va a llegar.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario